Dos artistas que se encuentran en el escenario y aproximan las dos artes. En algunas ocasiones las dos caminan juntas, y en otros momentos se esperan y cabalgan.

Músicas: Bach, Piazzolla, Alejandro Moreno…..

Poemas: del propio Antonio Santamaría y otros amados poetas.

Acordeón: Raúl Jiménez del Río
Lectura poética: Antonio Santamaría

¿Es la tarea de los artistas transformar o revelar ese aura que nos conecta con lo que nos parece reside ahí delante? ¿O es algo más inocente, menos intencionado, simplemente lo que nos pasa cuando trabamos relación con el arte, lo que descubrimos en el reflejo que nos deslumbra? ¿No es la búsqueda del poeta la búsqueda que nosotros no emprendemos, que no sabemos emprender, o que no llevamos a sus últimas consecuencias?