Tocar un instrumento tiene mucho que ver con jugar a un videojuego: hay que saber qué botón pulsar y practicar muchas horas para pasar de nivel. Además… ¡Es adictivo! El alumnado de la Escuela Municipal de Música de Tafalla y de la pamplonesa Escuela Joaquín Maya tiene claro que la música es un juego increíble.

Video Game Music propone un repertorio que atrapa a peques y mayores acompañado por un videomapping para que el público sienta que está de veras en un videojuego.

Aviso importante: La asistencia a este concierto puede ser altamente divertida y conllevar efectos secundarios como tarareo constante de canciones, risas y aplausos frenéticos.

Organizador