Rámper fue el mejor y más completo artista de variedades de principios del siglo XX. Era un consumado acróbata, un músico, un parodista y un humorista sin igual. Llegó a ser tan famoso que tenía un dibujo animado, botellas de anís con su nombre y un montón de imitadores. Tuvo que lidiar con la España dividida de aquella época y pasar una Guerra Civil que rompió su carrera por la mitad. Hoy son pocos los que le recordamos. Por eso decidimos revivir a Rámper y ponerlo en escena hoy en día, para que así pueda contarnos él todo lo que vivió.

Compañía Cancamisa Teatro.