La historia comienza en “La Cascarera”, una fábrica con olor a naranja, con una persona que no tiene zapatos. Nuestra protagonista descubre que, aunque cree que no tiene nada, tiene pies. Unos pies que le gustan porque “le llevan a todas partes”.

Su inquietud le lleva a navegar charcos, nadar caminos, andar mares y así, poco a poco, ir viajando lejos de la fábrica y conociendo al resto de habitantes de Ciudad Quieta.

Propuesta de danza y teatro dirigida a familias con niños y niñas de 10 meses a 4 años.

Compañía La Clá.

Aforo por actuación: 40 personas (20 bebés y 20 adultos).