La idea de Prokófiev era acercar la música sinfónica de una manera divertida a los niños y así compuso la sinfonía e hizo la adaptación del cuento. Tomó los personajes de un cuento clásico y les adaptó un instrumento a modo de representación.

Así, Pedro (Peru) estará representado por los instrumentos de cuerda de la orquesta; el amigo de Peru, el pajarillo, será la flauta travesera; el pobre pato el oboe; el gato el clarinete dulce; el abuelo, siempre refunfuñando será el fagot; el lobo gris del bosque las trompas, y por último, los cazadores, los timbales y el bombo. En el escenario un hermoso árbol, un gramófono y dos personajes de la calle, del mundo, que con la ayuda de viejos trastos cotidianos nos contarán el cuento.

Sesiones:

12:00h. Castellano
18:00h. Euskera

Edad recomendada: Más de 3 años.