Evocación mitológica, sensualidad y explosión de efectos sonoros de vivas plasticidades, son aspectos modernistas que respira la música creada por Debussy para el célebre poema de Mallarmé. Armonías coloristas y ritmos indefinidos soñados por Fauré en su bellísima suite de Pelléas et Mélisande, efectos orquestales en medio de la sencilla inspiración de un seductor Menuet Antique de Ravel, misterio, ensoñación y poesía orquestal. Aquel refinamiento simbolista, tan unido a la danza, tuvo en Albert Roussel, amante del mar y de la naturaleza, a un exquisito creador de orquestaciones transparentes y atmosféricas de un extraordinario poder evocador.

Programa:

Parte I
Maurice Ravel
Menuet antique

Claude Debussy
Preludio a La siesta de un fauno

Gabriel Fauré
Pelleas y Melisande, suite op. 80

Parte II
Albert Roussel
Suites 1 y 2 de Bacchus et Ariadne op. 43