Como trabajadores de un medio con una capacidad transformadora tan grande como es el teatro y ante la problemática de la migración de miles de refugiados, el equipo de The Nose Theater se vio en la obligación moral de contar esta historia como si de un grito se tratase.

Pero no un grito de odio, ni de rabia incontrolable, que por otro lado bien podemos sentir en mitad de tanta sinrazón. “Namor, el niño pez” es un grito de luz, de esperanza, de poesía, ternura, de música y, sobre todo, de hermosos y evocadores títeres que tras sus lentejuelas, plumas y gomaespuma lanzan un mensaje de tolerancia, amor y libertad.

“Namor, el niño pez” es un espectáculo para toda la familia basado en la tragedia de Aylan Kurdi y todos los pescaditos que se entregaron al abrazo del mar.