Se trata de un espectáculo de magia familiar que demuestra que lo que percibimos “a primera vista”, muy pocas veces coincide con la realidad que nos rodea. En todo momento, nuestro cerebro nos “enMAGIA” creando ilusiones perfectas en nuestro entorno.

Para desarrollar este concepto, quién mejor que un ilusionista como Pedro III, experto en Percepción, Óptica, Psicología, Efectos Visuales e Ilusiones. Utilizando la magia como principal hilo conductor nos encontraremos con una divertida puesta en escena en la que participarán de forma activa los propios espectadores.

Un auténtico juego espectador-mago en el que de forma muy interactiva, conseguiremos que los presentes duden de sus sentidos participando en el desarrollo del show. Prepárese para descubrir como “Nada es lo que parece” y “Nada parece lo que es”… ¿le llamamos MAGIA?