Este es el cuento de una niña muy especial. Llegó hasta nosotros un día de primavera después de una gran tormenta, caminando boca abajo por el arco iris. La niña que sabía caminar al revés tenía un punto de vista muy particular de las cosas, quizás ello era debido a su peculiar forma de caminar.

La Niña que sabía caminar al revés es un personaje muy especial… Conoce los secretos que guarda la Luna, sabe escuchar a las mareas, y suele hablar con los árboles… Pero lo que más le gusta hacer es comer tarta con sus amigos mientras contempla el cielo estrellado. Quizá por eso hace tiempo que aprendió a caminar al revés, para poder tener siempre el cielo bajo sus pies.