James Rhodes regresa al Teatro Gayarre. Un artista que convierte el concierto clásico tradicional en una experiencia inclusiva. Comparte en sus conciertos su amor y pasión por la música y consigue que cada uno de los asistentes se conecte con él y con los compositores que interpreta. Rhodes es, además, un singular comunicador con una mezcla única de ingenio y sentido del humor.

Con el afán de sacudir el polvo que parece que a veces rodea a este género musical, Rhodes ofrece una mirada renovada y un formato de concierto totalmente revolucionario en el contexto de la música clásica. El artista británico ha acuñado un tipo de recital propio y personal, donde, además de tocar, contextualiza las obras que interpreta y cuenta sobre el escenario la historia y apuntes biográficos de los compositores. Con estos singulares conciertos James Rhodes se ha convertido en uno de los principales divulgadores de la música clásica en el mundo, gracias a sus giras y conciertos en todo tipo de festivales y salas, así como varios documentales sobre su figura filmados con la complicidad de cadenas de televisión británicas y españolas.

Carismático y muy talentoso, James Rhodes cree absolutamente en el poder de la música clásica: “Me gustaría en este concierto invitar al espectador a escapar del mundo cada vez más loco en el que vivimos y recargarnos un poco las pilas”.

Aclamado por la crítica por su haber desarrollado un estilo propio, Rhodes aporta un toque muy personal a cada una de sus actuaciones que muestran la experiencia de la música en primera persona, deshaciendo el halo de solemnidad que envuelve a la música clásica para acercarla al gran público.

En algunos momentos habla en inglés con el público, sin traducción.

  • Programa:

Ludwing Van Beethoven (1770-1827)

Sonata No 16 in D major Op. 28, ‘Pastoral’
Sonata No 27 in E minor Op. 90
Sonata No 21 in C, Op. 53 ‘Waldstein