Tras el éxito de su primera colaboración en la película Alexander Nevsky (1931), Einsenstein encargó a Prokofiev la partitura para su trilogía sobre el zar Ivan el Terrible (1941, 1944), de la que solo se realizaron las dos primeras debido a la oposición de Stalin y a la muerte del director.

Compuesta en plena Segunda Guerra Mundial, se trata de una obra épica adaptada al arte popular y propagandístico que se propugnaba desde el régimen de Stalin. La cantata para narrador, mezzosoprano, barítono, coro y orquesta sinfónica es una obra monumental, grandiosa, impregnada de aires patrióticos rusos y que requiere para su interpretación de una gran orquesta y de un gran coro.

Será lo que tengamos sobre el escenario de Baluarte con la Orquesta y los solistas del Teatro Mariinsky de San Petersburgo y el Orfeón Pamplonés, bajo la dirección de Valery Gergiev.

Cantata para narrador, mezzosoprano y bajo-barítono solistas, gran coro de voces mixtas y orquesta sinfónica
Orquesta del Teatro Mariinsky de San Petersburgo
Orfeón Pamplonés. Igor Ijurra, director
Director: Valery Gergiev