Cuando vemos un telón sabemos que lo que vamos a ver al otro lado es una ficción y esperamos que nos ayude a entender, olvidar o soportar la realidad de este lado. Pero, ¿y si ponemos un telón enmarcando la realidad y la tratamos como ficción? De repente los límites entre ambas desaparecen y encontramos nueva visiones o versiones de lo que somos.

​Nuestros personajes salen a la calle con un telón portátil descubriendo las facetas mágicas y desconcertantes de escenas cotidianas que van encontrando a su paso.

«Al otro lado» nos propone un dispositivo sencillo pero inagotable que atrapa a los paseantes, retratándolos lúcida y lúdicamente, convirtiéndolos en actores involuntarios de una historia real e imaginada que se va construyendo a la vez que avanza el espectáculo.

Un recorrido por la poliédrica vida de la ciudad enfocándola desde puntos de vista sorprendentes.

Organizador