Nació al amanecer… cuando su padre la tuvo en brazos por primera vez, se acercó a la ventana para verla mejor… y el primer rayo de sol de ese día incidió sobre la pequeña y la bañó en luz… Fue entonces cuando sus padres decidieron que su nombre sería: Alba. La luz y la magia acompañan a Alba desde su nacimiento… Su sed de conocimiento (que sacia mediante la lectura y la búsqueda de lugares míticos de la antigüedad) la conduce hasta las puertas del mundo perdido de Akäshia.

¿Akäshia es un lugar “real” o existe sólo en los sueños de Alba?

Organizador