David Otero regresa con “1980”, un disco con el que Otero pone en valor su gran versatilidad musical y su ojo para la tendencia. Es el equilibrio perfecto entre los sonidos revival y el pop moderno y, que reafirma a David como compositor de canciones. Un disco, compuesto entre Madrid, Portugal y Marruecos y que viaja de una manera positiva y madura desde los sonidos de los años ochenta hasta el de nuestros días.

Este disco tiene cabida para el pop lumínico y los ritmos bailables, como Jardín de Flores el primer single que adelantó en febrero. Esta canción es una máquina del tiempo con destino claro, los años 80 y por ende la infancia de David. Inspirado por los beats que ya se colaban en su cabeza en aquellos momentos, nace una pieza que mezcla música disco, funk y pop, y que parece creada para una pista de baile repleta de luces de neón.

Pero 1980 también tiene hueco para las canciones más bonitas e introspectivas, dejando ver a un prolífico e inspirado Otero que revisa su vida y su etapa vital y escribe un nuevo capítulo. Así en, Precipicio al Mar, probablemente el momento mas emotivo del disco, le habla a su hija de 11 de años y se revisa como padre de familia, tocando temas con los que se sentirán identificados muchos de los seguidores que han crecido con él desde su etapa como guitarrista y compositor en el Canto del Loco. En esta dirección caminan canciones como Manuscrito, Como ya no estás o No te voy a olvidar aportándole una profundidad inaudita y mostrando la faceta más madura del cantante.

Apertura de puertas: 20:30h.
Concierto: 21:30h.

Entradas: Invitación Cadena 100.