Se espera una multitud esta noche en la cima de la colina para contemplar una lluvia de estrellas. Pueden ser personas de todas las condiciones y grados de necesidad. Por ello, los responsables de la organización tienen la misión de proporcionar ciertas comodidades a quienes acudan. Pero únicamente han conseguido cuatro sillas plegables para cubrir unas  necesidades, a priori, desconocidas.